REAL PARTICIPACIÓN CIUDADANA

La democracia que actualmente tiene Chile carece de un gran problema, es que desde que fue recuperada en 1990, ha sido sólo representativa, en el sentido de que la ciudadanía puede expresar su veredicto a través de las urnas. Sin embargo y como es bien sabido, cada vez son menos representativas las autoridades que se eligen.

Cada vez la percepción crece en la gente de que la clase política está más preocupada de sus disputas, de acceder a cuotas de poder, que de solucionar los problemas del país y sus habitantes.

cúpula politica y base ciudadana

cúpula política y base ciudadana

Es cierto que a ratos nos podemos sentir representados como chilenos cuando la Presidenta por ejemplo viaja a otro país, o atiende una catástrofe natural. Pero también nos sentimos representados cuando juega Fernando González la final olímpica en Beijing, o cuando jóvenes chilenos exportan a otros países latinoamericanos, y se hacen presentes allí, Un techo para Chile.

Fernando González representando a Chile en Beijgin.

Fernando González representando a Chile en Beijgin.

Cuál es la otra sustancia fundamental para que una democracia tenga los dos compuestos claves, así como el agua necesita del hidrógeno y del oxígeno (h2o), es la participación ciudadana.

A mí me tocó vivir la Experiencia contraria a la participación, cuando trabajamos profesionales y técnicos en la elaboración de los programas de gobierno de Aylwin, allí participé en un equipo relacionado con el tema de los derechos humanos. Con Frei en una equipo de descentralización y poder local. En ambos casos fue justamente un trabajo a puertas cerradas a la ciudadanía, donde el rol de la gente se limitaba a votar, o como máximo protestar a través de movilizaciones.

los ex presidentes Aylwin, Frei y Lagos

los ex presidentes Aylwin, Frei y Lagos

Ya con Lagos no quise ser partícipe de esa instancia de nuevo, y esta vez trabajé coordinando un equipo de profesionales de diversas áreas, derechos humanos, mujer, educación, economía, relaciones internacionales, defensa entre otros haciendo entrega de un informe semanal con sugerencias y análisis directamente a Lagos.

Pero una vez más el gobierno de Lagos adoleció de la participación ciudadana, canalizó su trabajo en negociaciones a nivel de clase política, empresariado, a veces organizaciones sociales, especialmente la CUT cuando se acercaba la época de negociar los reajustes salariales y tratar de evitar movilizaciones.

Ya con el actual Gobierno no quise participar en ninguna instancia porque veía venir lo que está sucediendo, más allá de los aires de victoria electoral que anticipa el Ministro Vidal, que estamos en una administración que en gobierno que proactivo que se anticipe a los hechos, que dé la sensación de liderazgo, por lo tanto que ayuda a que muchos tengamos la convicción de que la economía de libre mercado, no da para más como manera de hacer real justicia social.

Entonces una vez más el elemento de la participación ciudadana es clave, no de la comisiones asesoras que ha creado la Presidenta Bachelet que una vez más son restrictivas.

Hay que tomar ejemplos positivos de otras naciones, y voy a citar dos ejemplos de países que hoy son vistos y se declaran antagonistas, pero es para comprender que todas las culturas hay mucho que aprender y mucho que desechar.

En Estados Unidos existe en las elecciones estatales, que equivalen como a nuestras regiones, pero con la desgracia que en Chile no elegimos a los intendentes, ni tampoco de manera directa a los consejeros regionales; en dichas elecciones la ciudadanía puede proponer temas específicos que son, ojo, vinculantes para la autoridad estatal. Así por ejemplo, en algunos estados a la vez que se eligen gobernadores y parlamento del estado, se vota por temas tan polémicos como la pena de muerte, el aborto y otra serie de temas específicos que puede proponer la autoridad, o la ciudadanía a partir de un número determinado de solicitantes. Un ejemplo digno de considerar.

votación en el Estado de California.

votación en el Estado de California.

Por otra parte Venezuela, a partir de su nueva Constitución de 1999, tiene elementos muy democráticos, por ejemplo, existe el derecho a que la ciudadanía reuniendo un determinado número de firmas solicite un referéndum revocatorio, lo que significa que a mitad del período de la autoridad en cuestión, alcalde, gobernador o incluso el presidente puede ser sacado de su cargo por simple mayoría. De hecho Chávez ya vivió un Referéndum Revocatorio del cual salió victorioso. ¿Se imaginan una medida de esa magnitud en Chile? Que a la mitad del período de gobierno se pueda cuestionar a la presidenta o presidente de turno. Pero eso sí que es participación.

Referendo Revocatorio de Chávez en el año 2004 en Venezuela

Referendo Revocatorio de Chávez en el año 2004 en Venezuela

También en Venezuela existe la medida que cualquier reforma a la Constitución pasa por el Parlamento (Asamblea) donde se pueden aumentar o no el número de reformas, pero éstas finalmente son y siempre deben ser llevadas a consulta popular a través de un referéndum. Chávez intentó implementar más de sesenta reformas, originalmente eran un poco más de treinta, y la Asamblea le cargó casi el doble. Sin embargo, el pueblo es quien tuvo la última palabra y en una votación muy estrecha dio un veredicto, por menos de 0,5% en contra de dichos cambios a la Constitución, y Chávez aceptó su derrota, y la democracia ha seguido funcionando.

Referáum constitucional en Venezuela en el año 2007

referéndum constitucional en Venezuela en el año 2007

Simplemente lo mostrado de Estados Unidos y Venezuela son un par de ejemplos de lo que se acerca mucho más a un modelo realmente de participación.

Y en Chile se podría ir más lejos aún, creando una Asamblea Constituyente, que redacte una nueva Constitución pero que las comisiones temáticas estén abierta a recibir todo tipo de sugerencias por parte de la ciudadanía, y que se le responda a las propuestas que vengan de la gente. En definitiva que las comisiones temáticas sean más un ente coordinador de lo que entre todos propongamos.

Ejemplo de trabajo entre las comisiones  temáticas de una asamblea constituyente y la ciudadania, sea en terreno y/o virtual.

Ejemplo de trabajo entre las comisiones temáticas de una asamblea constituyente y la ciudadanía, sea en terreno y/o virtual.

Desde luego, una vez redactada la nueva Constitución, esta sea debatida extensamente y finalmente votada si se rechaza nos quedamos con la actual, si acepta tendríamos una nueva refundación de la República acorde al siglo XXI.

Esa forma de trabajar entre las comisiones temáticas de una asamblea constituyente es un buen precedente de cómo debería ser la gestión de cualquier autoridad elegida popularmente, ser el portavoz de lo que la ciudadanía de manera interactiva finalmente acuerda y no sentirse que por que ya fue electo ahora toma las decisiones “en conciencia” o sea prescindiendo de aquellos que lo eligieron, incluso aquellos que no.

Profundizar así la participación ciudadana es la mejor manera fortalecer la democracia en tanto sistema político, pero también es fundamental para democratizar la economía y los derechos sociales, así como los debates morales ya que las responsabilidad de las decisiones que se adopten serán de todas y todos, sea o no mayoría en una ocasión y minoría en otro, tendremos como sociedad civil, como país a responsabilizarnos y vigilar que se cumpla lo acordado por todas y todos.

Saludos

Gonzalo Meza Allende

experienciasyreflexiones@gmail.com

www.experienciasyreflexiones.wordpress.com

Anuncios
Published in: on octubre 17, 2008 at 10:23 pm  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://experienciasyreflexiones.wordpress.com/2008/10/17/real-participacion-ciudadana/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Gonzalo, interesante reflexión. Coincido en la necesidad de dar mayor participación a las personas, es necesario. Sin embargo, creo que tu idea se salta lagunas realidades que condicionan y limitan la opinión de las personas. Si efectivamente los chilenos tuvieran la posibilidad de destituir a alguna autoridad, especialmente, al presidente o presidenta, podriamos llegar a extremos jamas esperados. La opinión de los chilenos medios es facilmente influenciable a traves de los medios. Los ejemplos sobran de cómo los dos principales diarios pauten temas, los instalan, los siguen con antecedentes que indican una sola linea argumentativa y luego los “cierran” con encuestas que reciben la opinión que ellos mismos han formado en las personas. Por ende, en gobierno que no sean de derecha, podríamos llegar a situaciones en que las personas asuman supuestas “verdades” instaladas por uno u otro diario y que luego los lleven a botar un ministro o un presidente. Eso sería gravisimo. Suponer que las personas pueden elegir libremente qué pensar, es un pecado original.
    Mi opinión es que el camino va por la educacion, por los colegios laicos, las oportunidades laborales, los espacios intelectuales, la cultura, el poder economico de las personas. Todo junto, en el largo plazo, permitirá dar mayor libertad a las personas para pensar. Esto es muy generico, estoy “generalizando” escenarios, pues en general, veo pocos cambios posibles con las estructuras actuales.
    un abrazo

  2. Estimado Héctor: antes que nada agradezco tu participación e interesantes comentarios, junto con tener coincidencias, como por ejemplo en la educación tenemos importantes diferencias.

    1. Yo no dije cualquier autoridad, por ejemplo ministros, sino autoridades de elección popular.

    2. Me citas dos periódicos que tendrían el poder de pautear a la mayoría de la opinión pública. Dudo que que sean esto dos medios los únicos que influyan en la gente, a nivel escrito tienes publimetro, para que decir internet, además de los medios radiales con gran variedad liderando la Cooperativa y los televisivos. Y aún así, no tiene explicación que con una mayoría de medios masivos de comunicación de Derecha todas las elecciones las haya ganados la Concertación.

    3. Por lo tanto el punto 2 demuestra que hay confiar en la ciudadanía.

    4. me parecen muy buenas las medidas que propones, pero a estas alturas insuficientes, sigo creyendo cada día con más fuerza de que debemos trabajar por un cambio de modelo de sociedad, por muy difícil que se ve, creo que la crisis financiera mundial ha sido un buen ejemplo que ningún imperio dura eternum. Está en nuestra manos construir la alternativa antes de sólo criticar, y eso es lo que más rescato de lo que señalas, tu capacidad de generar propuestas; te falta enmarcarlas en que sean parte de un nuevo modelo de sociedad, por ende no limitarse en lo que queremos. Luego pasamos de lo ideal a lo posible, pero para eso necesitamos un ideal que hoy no existe en Chile. Ese es el desafío.

    Saludos y un abrazo

    Gonzalo Meza Allende


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: